Wednesday, July 27, 2005

¡Ajá! ¡Por fin una explicación!

Wes Anderson es el director de una de mis películas favoritas y de una de las películas favoritas de Alex. Por eso mismo, esperábamos con gran ilusión su próxima creación cinematográfica: The Life Aquatic of Steve Zissou. Y por eso la decepción fue aún peor al ver que desgraciadamente Anderson no había sabido (inglishñol) volver a hacer su magia, que dicen por aquí. Hoy, leyéndo Slate, he encontrado el por qué esta última película no tenía ni la gracia, ni el corazón de las dos anteriores. Lee aquí la solución al misterio...

1 Comments:

Anonymous Alex said...

Hey baby, when you are right, you are right. I liked the article a lot, and I think the writer at slate is on to something.

11:31 PM  

Post a Comment

<< Home